QUE TIPO DE PALA DE PADEL ELEGIR

Indice:

1. La Pala de Padel

     1. Como tiene que ser la pala de padel

          1. Forma de la pala

          2. Balance

          3. Tamaño de la pala

2. Características del jugador

     1. Nivel de juego

     2. Género y edad

3. Marcas de palas de padel

La Pala de Padel:

La pala homologada según la Federación española de Padel tiene que tener unas medidas máximas de 45,5 centímetros de largo, 26 centímetros de ancho y 38 milímetros de grosor de perfil.

La pala en su núcleo está perforada en la zona central por un número ilimitado de agujeros de 9 a 13 mm de diámetro cada uno en toda la zona central ( debe estar separado este ultimo al menos 4cm del borde exterior de la pala). Estos, los agujeros podrán tener distinta  forma y tamaño. 

La zona de impacto del golpe debe ser plana, lisa o rugosa, y no exceder de 30 cm de largo y 26 cm de ancho.

La pala no puede distraer o molestar a otros jugadores, por lo tanto no podrá ser reflectaste o tener sonido. .

El puño ha de tener una longitud máxima de 20 cm, una anchura máxima y un grosor máximo de 50 mm

Deberá tener obligatoriamente un cordón o correa para sujetarse  a la muñeca de  una longitud máxima de 35 cm, como medida de protección y que la pala lo se escape durante el juego y pueda impactar con cualquier jugador.

Como tiene que ser la pala del padel:

Forma de la pala:

formas de las palas de padel. Palas de padel de diamante, palas de lagrima y palas redonda

La forma es posiblemente uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta y posiblemente en lo primero que solemos fijarnos. Además, la forma de la pala está estrechamente relacionada con su balance(equilibrio), otro aspecto a tener muy en cuenta. Existen tres formas diferentes de palas de pádel:

- FORMA DE DIAMANTE.

Las palas en forma de diamante tiene la parte superior del núcleo más ancha, por lo que debería ser utilizado en movimientos cortos y de ataque generalmente, con un swing limitado. La pala de Diamante se busca una  potencia adicional al golpes pero el jugador debería disponer de buena técnica para centrar bien el  golpe o por lo menos mantener la pala siempre bien delante sin realizar prácticamente back-swing, ya que en el formato DIAMANTE la zona dulce (también llamada “hitting area”, “sweet spot” etc) esta muy centrada en la parte alta de la cabeza de la pala y es bastante reducida, por lo que que si no centramos bien todos nuestros golpes notaremos una falta de control.

La pala diamante es ideal para jugadores con buena volea y buen REMATE. Este último sería el golpe más beneficiado cuando usamos una pala de diamante y golpeamos a la bola en su punto más alto.

En las palas Diamante es aconsejable seleccionar una pala que pese algunos gramos menos que el peso habitual utilizado ya que suelen cabecear un poco por estar desplazado el balance hacia la parte alta de la cabeza de la pala


- FORMA DE LÁGRIMA.

Es la forma más extendida de todas, siendo en la actualidad la forma seleccionada por la mayoría de los aficionados y también la forma base desde la cual la mayoría de las marcas de pádel evolucionan sus nuevos modelos. Admite todo tipo de empuñaduras, desde la CONTINENTEAL (Martillo) hasta las WESTERN de derecha.

Es ideal para jugadores con un swing medio, pudiendo inclinarnos en seleccionar dentro de la forma SLEDGE un tamaño desde CLASSIC hasta OVERSIZE, en la medida que poseamos un swing más largo o más corto respectivamente.

El punto dulce en las palas SLEDGE se sitúa en la máxima zona de recepción del plano o cara de la pala. Los golpes planos en general , voleas, remates, salidas de pared etc, se ven beneficiados por su amplio “ hitting area “.

En una pala con forma de Pera o Sledge podemos gestionar más potencia o más control manipulando o desplazando los diferentes balances en la pala.


- FORMA REDONDA.

Las palas redondas básicamente nos aportan control, por tanto son ideales para jugadores que poseen un swing largo y que les gusta golpear a la bola, soltando el brazo sin miedo.

Este tipo de palas son muy manejables por que suelen estar perfectamente balanceadas, siendo los golpes habituales de derecha y revés desde el fondo de la pista en los que más cómodos nos encontraremos, con la tranquilidad que nos da golpear a la bola sin el temor de que se nos vaya a la pared directamente.

Perderemos mucha potencia de elevación en el remate y tendremos que sujetar la pala firmemente en la mayoría de los golpes, especialmente en la volea y en el golpe de bandeja plana.

La empuñadura semi-western, también llamada “AMERICANA” es la que más se adecúa al juego con una pala redonda o semi-redonda.

Balance:

Selecciona una pala que esté bien balanceada y ganarás en control y descanso para tu muñeca.

  • Si el PESO está desplazado HACIA LA CABEZA de la pala, ganarás en potencia, pero cuando lleves más de media hora jugando empezarás a notar que ya no ‘tiras’ con la misma fuerza de muñeca y mandarás bolas directas al muro por llegar tarde al punto ideal de impacto con la bola. Puedes sentir sobrecarga en la muñeca y sufrir epicondilitis (codo del tenis)
  • Si el PESO está desplazado HACIA EL PUÑO, notarás un control fabuloso y si eres jugador de colocación estarás encantado aunque puedes notar que en determinados golpes de sujeción, como la volea, pierdes algo de consistencia, siendo en los momentos bajo presión y con el brazo encogido donde echarás en falta algo más de peso ya que no utilizarás la muñeca con tanta precisión.

Tamaño de la pala:

Una vez escogida la forma de la pala podemos conseguir diferentes resultados relacionados con el CONTROL y la POTENCIA seleccionando el tamaño apropiado.

Pala de pádel OVERSIZE

Las palas en las que nos acercamos al máximo tamaño OVERSIZE, aumentaremos la zona de recepción, obteniendo un aumento de potencia sustancial, pero perdiendo algo de control si no recortamos el swing.

Del mismo modo con el tamaño oversize obtendremos una mejora importante para sacar bolas en los golpes descentrados, principalmente cuando utilizamos la ayuda de toda la energía de la pala por ejemplo en una volea defensiva o, en situaciones en las que nos sacamos apuradamente la bola de encima.

Palas de pádel CLASSIC

Si utilizamos palas con tamaño CLASSIC (el tamaño mínimo utilizado en la cabeza de la pala) independientemente de la forma de la pala, aumentaremos gratamente el control, permitiéndonos utilizar con soltura la muñeca para situar la bola con más precisión pero, cuidado con las situaciones comprometidas en las que nos encontramos bajo presión y tenemos el “brazo encogido” o estamos “atrapados”, al tener el punto dulce o hitting area más reducido la pala con tamaño classic , nos puede crear inseguridad y se nos quedará la bola en la pala.

Palas de padel MIDSIZE

El tamaño MIDSIZE o MID-PLUS es un intermedio entre los dos anteriores, combinando los beneficios y desventajas que nos ofrecen ambas según inclinamos la balaza en un sentido u otro.

Es el más utilizado en general por las marcas de pádel por su versatilidad y falta de carencias, aunque el aficionado que busca ayuda en la pala se suele identificar más con los tamaños OVERSIZE.

CARACTERÍSTICAS DEL JUGADOR:

Una vez conocidas las características básicas de una pala de pádel, habrá que conocer las características del jugador que determinan la necesidad de una u otra pala.

1. Nivel de juego: 

- Iniciación. Como cualquier persona que se inicia en un deporte lo  más aconsejable sería elegir una pala de fácil movilidad y ligereza, por ello una pala de padel de forma redondeada y no mucho peso sería lo idóneo. Lo principal en la fase de iniciación es aprender a colocar la pala para golpear correctamente y este tipo de palas facilita tal fin. 

- Intermedio. En esta fase ya tendrás mecanizados muchos movimientos y golpes y tendrás inclinación por un tipo de juego ( más de ataque o defensa) por lo que puedes usar palas un poco más pesadas y con otros formatos como los de lágrima si quieres máyor potencia.

- Avanzado. Los jugadores con un nivel de juego avanzado y buena forma física utilizarán  palas de mayor peso para tener una  mayor potencia y desequilibrio. También la forma de la pala dependerá de sus preferencias entre potencia y control pudiendo jugar con cualquier formato. Las palas con forma de diamante serán más adecuadas para jugadores ofensivos que prioricen la potencia, mientras que las redondas para los jugadores defensivos que aprecien el control. Las formas de lágrima serán adecuadas para jugadores polifacéticos que requieran un equilibrio entre potencia y control

En este cuadro, podemos ver de forma resumida como debería ser. Variará como hemos dicho dependiendo del jugador y sus preferencias e incluso fisionomía.

2. Genero y edad.

Aparte del género y la edad, podríamos incluir al peso del jugador, ya que la sensación de pesada o no de una pala varía por la fortaleza del mismo, y las sensaciones no son las mismas. La pala en todo momento la tienes que sentir y adecuarte a ella. 

  • las MUJERES debería seleccionar una pala con unos pesos comprendidos entre 330 y 390 gramos.
  • los HOMBRES deberían tener una pala de peso de 360 a 400 gramos.
  • Para los  niños de entre 5 y 10 años se recomendaría entre 280 y 340 gramos, siendo importantísimo su nivel de juego y constitución física.

Hay que hacer especial hincapié en la empuñadura utilizada sobretodo para los niños. Está deberá ser la adecuada y prestar atención ya que esta articulación no se termina de desarrollar hasta la adolescencia y evitaremos lesiones futuras.

Marcas de palas de Padel:


Accept